27 sept. 2011

"The Tree of life" de Terrence Malick.

Al fín me decido a escribir una conclusión sobre "El Árbol de la vida". Una película que según el ojo que la mire, podrá decir que es la obra maestra de la década, o el bodrio del siglo.



Parece difícil explicar de que trata la película, pero en mi opinión no lo es en absoluto: Es una película sobre la vida. Sobre como ésta nos pone en un lugar para cambiarnos a otro distinto, llevándose a seres queridos y poniendonos a otros en el momento que menos lo esperamos, sobre lo efímero de nuestra existencia en el universo, sobre el amor, tanto el de una angelical madre como el de un estricto padre. En definitiva, un tema, que aparentemente todos conocemos, pero no todos llevamos a la práctica. Ser feliz.

El ojo de Terrence Malick ( Este director que en 30 años ha realizado 5 películas, pero vaya películas) consigue alcanzar un nivel de plasticidad y belleza en su primer tramo, sólo comparable con la increíble intimidad conseguida más tarde, cuando entra de lleno en el seno de una familia americana de los años cincuenta. Porque realmente, nunca había visto tanta intimidad en una pantalla, todos los momentos parecen haber sido "robados" como si de un documental se tratase.

Aunque todas las interpretaciones están a un nivel increiblemente elevado ( ¡Malick dirígeme! ), me gustaría destacar el trabajo de los actores que encarnan a los dos hijos mayores de la familia. Hay momentos en los que realmente te sientes como si estuvieras mirando a través de la cerradura de una casa desconocida. Tal vez el punto "flojo" de la película sea el personaje de Sean Penn, poco aprovechado, supongo por un exceso de recorte en metraje. Yo ya he puesto velas para una versión extendida en Bluray.

No es una película para todos los paladares, eso es cierto, no veía a tanta gente salir de un cine desde que vi "La princesa Mononoke". A mi me fascinó al igual que algunos de mis acompañantes les horrorizó, pero desde luego no deja indiferente (Algo, por desgracia, bastante común en el cine actual).

¿Es una buena película? ¿Es incluso una película? No soy nadie para decidirlo, pero desde luego, me siento afortunado de poder haber vivido esta experiencia en una sala. Porque eso si, es obligado su visionado en pantalla grande.

Viva el cine.


RECOMENDACIÓN: Vayan a verla sólo si le gusta el cine y saben estar en uno, si buscan algo movidito o "Sale Brad Pitt, vamos a verla", no vayan, y si van, no se tiren toda la película haciendo comentarios absurdos o fuera de contexto. Gracias.

25 sept. 2011

¡Algunos problemas con el Blog!

Pues eso, no he actualizado en un tiempo porque tengo problemas con el blog...La lista que tenia a la derecha (visitas, contactos, etc...) ha cambiado su posición magicamente al la parte inferior del blog, sin remedio. Bueno, si no lo soluciono, tendré que seguir escribiendo igual ¿no?.

Mientras os dejo el enlace a mi Flickr, para que veais algunas fotos que he relizado con el nuevo objetivo que me ha regalado mi amada amiga Virginia. Hay chicas estrelladas y otras con estrella. Ella es una chica con estrella que podría estrellar a cualquiera que se ponga un poco tonto.



Espero que os guste y pronto, criticas que ponen nerviosas a la gente, como la de "Tree Of Life" del inconmensurable Terrence Malick.

1 sept. 2011

El chico que saltó del Puente.

Como cada mañana se despertó sin demasiados ademanes. Abría los ojos, miraba durante unos minutos al techo y se volvía a decir a si mismo "Nunca lo haré".

David, estaba en esa extraña edad en la que eres adulto y adolescente a la vez, según el tiempo lo requiera. Y en su pueblo, un polvoriento lugar atravesado por un cristalino riachuelo, esta edad parecía ser el comienzo de un guión escrito en las estrellas.

Si le preguntáramos, no sabría decirnos con exactitud su proceso de pensamiento, ni cual fue la chispa que lo encendió ni la gota que lo colmó. Simplemente, estaba allí. A un sólo paso de atreverse. Y en un suspiro había cambiado su "Nunca lo haré" por un "Estoy a un sólo paso". No era un puente demasiado alto, seguramente sólo sufriría algún raspón al caer. O tal vez esa era su visión, porque por lo visto, los habitantes de su comunidad no pensaban igual. Gritaban y gritaban que era una locura, que tal vez, habría oportunidades mas valiosas...

Una sola vez miró hacia atrás. No fue una mirada de duda, fue una despedida.

A día de hoy, David sigue cayendo, dejando pasar los objetos que bajan a una velocidad menor o mayor a la suya, y con el inconveniente de no poder mirar hacia adelante sin miedo, y añorar la distancia que queda entre aquel puente y él mismo. El fondo es demasiado oscuro y alejado, pero no nos engañemos, todo lo que sube baja, pero cuando algo baja, dificilmente vuelve a subir.

"Y un dia, sin venir a cuento, se agarró a una estrella que bajaba a su misma velocidad"


21 jul. 2011

La inocenia de la infancia

¿Por que será que siempre me han atraido los niños en cine? Desde el punto de vista actoral supongo que me atrae la facilidad de crear personajes de algunos niños (el ejemplo perfecto es Dakota Fanning, que se comió a Spielberg, Cruise y a los mismísimos alienigenas en "La Guerra de los Mundos") o incluso la "madurez" de muchos de ellos (Hace poco descubrí a ese maravilloso niño de "Ladron de bicicletas" (Vittorio de Sica, 1948)...Que joven y viejuno a la vez).
Pero tal vez, lo que más me atrae es que, casi siempre, los niños representan esa parte irracional que todos tenemos, esa parte impulsiva que intentamos contener demasiado a menudo. Y claro, cuando juntamos a niños y violencia, casi siempre da un resultado, cuanto menos, interesante.

Toda esta reflexión viene a raíz de mi visionado de la última ganadora del Oscar a mejor pelicula extranjera "En un mundo mejor" (Susanne Bier, 2010) donde un niño me hizo plantearme más en profundidad la convicción sobre lo politicamente correcto, y sobre "La ley del más fuerte". No
quiero desvelar demasiado sobre la película pero os la recominedo fervientemente.

Al terminar la película, comenté con mi amigo Kiko Prada, los más y los menos de tomarse la ley cada uno por su mano, y sobretodo, la influencia de la educación en los niños, como les afecta verse vejado por su aspecto, o alabado por ser más fuerte que otro, o ver como su padre es humillado por otra persona. ¿Donde nace el sentimineto de venganza?

A la mente me vinieron otras dos grandes películas sobre estos temas. Imprescindibles de cualquier cinéfago como son "Dejame Entrar" (Tomas Alfredson, 2008) o "La Cinta Blanca" (Michael Haneke, 2009). Me parece que estos tres títulos formas una buena referencia para empezar a darle al coco. Recomendadísimos.

12 jul. 2011

26 jun. 2011

Los Corleone son para el verano.

Se apagan las luces del cine. Te recompones en la butaca y rezas para que nadie empiece a abrir paquetitos de golosinas ni a consumir compulsivamente palomitas de maíz. Unos largos minutos de publicidad y algún trailer suelto. Y de repente ocurre. Silencio sepulcral, pantalla en negro y los primeros acordes de la magistral banda sonora que Nino Rota compuso para una de las obra maestras del cine. Comienza "The Godfather. Part I".


No, no estamos en un cine en el año 1972, estamos en una iniciativa la mar de jugosa para todos los amantes del cine.

Los cines Verdi (Cines donde hace unos años se estrenó "Estación de Carretera", todo sea dicho de paso...) ofrece este verano una programación especial para paliar las altas temperaturas: "Un verano de cine con los grandes maestros". En ella podremos ver restauradas y en HD las siguientes películas:

FRANCIS FORD COPPOLA:

El Padrino I
El Padrino II

SERGIO LEONE:

Por un puñado de dólares
La muerte tenía un precio
El bueno, el feo y el malo
Hasta que llegó su hora
Érase una vez en América

ROMAN POLANSKI:

El cuchillo en el agua
Repulsión
Cul de Sac
La semilla del diablo

CHARLES CHAPLIN:

El gran dictador
Tiempos modernos

INGMAR BERGMAN:

Fanny & Alexander

ERNST LUBITSCH:

To be or not to be

STANLEY DONEN:

La escalera

FRANÇOIS TRUFFAUT

Los 400 golpes

Una recopilación de películas que por supuesto yo espero ver y recomiendo a todos que sigan mi ejemplo. De verdad, había visto como 6 veces "El Padrino" con anterioridad, pero verlo en cine...es otra historia.

Parece ser que cada semana irán estrenando títulos. Por ahora, al menos en los Verdi de Madrid podemos ver las dos partes de "El Padrino" y "Tiempos Modernos".

Mas información en: http://www.cines-verdi.com/madrid/

PD: Siento no haber actualizado en un tiempo, ciertos asuntos profesionales me han tenido en barbecho unos dias. Pero como decía uno de mis mejores profesores "Señores, los cambios siempre son para bien"