11 abr. 2011

Mierda pasada siempre fue mejor.

Esa fue la conclusión a la que llegamos mi amigo Alberto Carpintero (Ahora, flamante ganador junto a Javier Botet de la seccion "Starlight" en la IX edición de los premios Notodofilmfest) y yo a la salida de una película, que por lo que parece no debió de hacernos demasiada gracia.

Y es que, recuerdo en los 90, en mi tierna infancia\adolescencia, como las peliculas que podíamos calificar de "realmente malas" se acercaban siempre con cierta facilidad al concepto "Buena Mierda", que para los desconocedores, es el término con el que cierto grupo de amigos nos referimos a ese tipo de películas tan malas, tan cutres, tan grotescas, que son buenas, y que cada ciertos minutos te arranca una vergonzosa sonrisa. Peliculas que, aunque infumables, terminaban divirtiendo, en contra de sus intenciones.

Creo que la comparación que más rapidamente me asalta es, casualmente, la adaptación de un famoso videojuego: ¡Street Fighter!


Hagamos un poco de memoria: "Street Fighter, la última batalla", Obra póstuma del actor Raúl Julia a.k.a. Gomez Alonso Addams (Tiene cojones acabar una carrera de esta manera) con Jean-Claude Van Damme de protagonista.

La película era un amasijo de frases heróicas, artilugios futuristas y coloridos, y una muestra impresionante de la capacidad de apertura de piernas del fornido Belga.

En mi adorada niñez recuerdo que pensé: "¿Guile es el protagonista de la película?, ¿Ryu y Ken son contrabandistas de armas? ¿Chun-Li, Honda y Balrog repoteros de guerra que viajan en furgoneta? y ¿Quien coño es esa tía que hace de Cammy? "

Años después, concretamente en el 2009, una nueva versión vió la luz en las salas de cine del mundo. "Street Figther. La leyenda".

En este caso la protagonista era Chun-li, encarnada por una buenorra de la serie "Smallville". Afectados por el efecto "Batman Begins" ( Y por supuesto sin llegarle a la suela de la suela del zapato), la película esta enfocada en un tono serio, con un Mister Bison que perfectamente podría haber sido encarnado por Mario Conde, y una serie de personajes y situaciones que intentan darle un aire realista a todo lo que ocurre.

¿Con cual me quedo? No tengo ninguna duda. ¿Trajes sacados directamente del videojuego, con todo lo que ello conlleva contra cuero negro apretado? ¿Mister Bison jugando con un joystick para matar a sus enemigos mientras grita ¡GAMEO OVER! contra Mister Bison de traje dando patadas de anuncio de colonia? ¿Efectos especiales de pegatina donde impera el cutrerio sobre el presupuesto, o F\X de supuesta nueva generación, pero donde lo que canta por soleares son los cromas? Yo lo tengo claro. "Street Fighter. La última batalla" es una pelicula que podría ver una y otra vez, y siempre me divertiría (Repíto, en contra de sus intenciones). "Street Fighter. La leyenda" es una película aburrida, que intenta ser seria pero no llega ni a ser entretenida, y mucho menos a ser "Buena Mierda".

De verdad, mirad fijamente esta imagen.

Y es que, en la actualidad, lo peor de las pelis malas, es que encima, aburren. Y mucho. Todos los que vivimos nuestra adolescencia en los 90 recordamos con cierto cariño peliculas como "Doble Dragón" o "Spawn". Sólo una película actual ha conseguido que vuelva a tener esa rancia sensación a chusco, "Dragon Ball Evolution", o lo que viene siendo lo mismo, "Mierda de Gourmet".

Confiémos en otro de los supervivientes de este género y esperemos que Stallone siga dirigiendo películas que no se tomen demasiado en serio. Y que yo lo vea. Y a poder ser, que Van Damme también.

P.D.: Algun dia tengo que hacer un post sobre "Articulos ansiados de películas". Este estaría en primer lugar.

Pura bizarrada

"Caperucita Roja (¿A quién tienes miedo?)" de Catherine Hardwicke

A la pregunta que formula el título de la película (porque sí, "¿A quién tienes miedo?" forma parte de la traducción del titulo español de la pelicula) yo ya tengo mi respuesta. Tengo miedo a la persona de más de 15 años que pueda ver esta película y adjetivarla como "buena película".

Catherine Hardwicke, recordemos, es la "rechazada" directora de la primera parte de esa saga que "tanto" amo (MODE ironic ON), llamada "Crepúsculo". Y esto no tiene más que pinta de venganza. "¿No me queréis para mas crepúsculos?, pues ya los hago yo por mi cuenta, y de paso me cojo el nombre de un cuento famoso infantil, asi la productora me lo financia".


En serio, campesinos engominados y depilados, guion ridículo hasta la saciedad, situaciones aún más absurdas, ambientación que intenta ser de cuento, pero acaba siendo de golosina... Lo que viene siendo un despropósito. Y lo más doloroso, el trato con el espectador como si fuera estúpido, con constantes flashback de escenas pasadas (incluso puede verse un flashback de una pelea que ocurre 10 segundos antes...) o insertar los momentos más famosos del cuento de manera forzada y sin sentido. He visto anuncios de colonia con mas sustancia.

Lo único disfrutable, para aquellos que sean engañados para verla, seguramente por su pareja, es la aparición del siempre grandioso Gary Oldman. Oirlo declamar en versión original siempre es una clase maestra de entonación e intención.

Al igual que la saga crepúsculo, esta nueva versión del clásico de Perrault ( o de los Grimm, según la versión) me temo que rebentará las taquillas. La fórmula de guapos y chica "outsider" funciona muy bien en nuestros tiempos. No estaría de más que quisieran contar algo coherente, o al menos interesante. Una pena.

"Águila Roja" de Jose Ramón Ayerra

Recuerdo el dia que fuí a al cine Floridablanca a ver "Power Rangers, La película". Era una calurosísima tarde de Agosto, pero con 10 años nada podía mermar mis ansias de ver a los metamorfos protagonistas en pantalla grande. Y de repente, ¡PUM!, los pasillos de instituto y parques de la televisión, de repente se convertían en ciudades enteras, el pequeño petardazo contra "Los masilla" ahora eran grandes explosiones naranjas, los trajes de tela de los superhéroes de telecinco, se habian convertido en estilosas armaduras y sobretodo, los cutre-enemigos de repente se habian encarnado en un muy digital Ivan Ooze. Y yo, anonadado pensé "Esto es cine".

Y este es el gran problema de "Águila Roja, La película". Que simplemente es un capítulo largo, (De más) de la serie de TV. No esperéis planos abiertos para descubrir finalmente como es La Villa, todo sigue ocurriendo en la misma calle de 10 metros. No hay atisbo de un cambio de producción, dado su nuevo formato (Supongo que el dinero fue a la banda sonora, bastante "épica" y al contrato de la Klein). La iluminación sigue siendo la misma, el vestuario sigue siendo el mismo, hasta algún decorado de cartón piedra sigue siendo el mismo.



Si al menos fuera un punto de inflexión importante en la serie, es decir, la muerte de algún personaje principal (Y mira que tienen oportunidades), algúna trama de vital importancia, aunque fuera un cambio de look en el descocado pelo de su protagonista, pero no. Acabará la pelicula y te darás cuenta que todo sigue igual, nada ha cambiado.

Luego nos quejamos de Torrente, pero este "aguilucho" tambien tiene su recital de personajes con rostro conocido que parecen gritar "Yo vengo, digo mi frase y hasta luego, que no quiero molestar a nadie de los veteranos", léase Antonio Molero a.k.a. "Fiti" o Martina Klein. Personajes totalmente prescindibles que entran y salen sin hacer el mínimo ruido. Mención aparte al tigre que aparece en el cartel promocional de la peli, el cual aparece durante 1 minuto de metraje, y el "mejor asesino del mundo que acabará con los dias de Águila Roja" que entra en pugna con Vega de "Street Fighter. La leyenda" por el malo más insustancial de la historia del cine. Desde la presentación de personaje hasta su muerte pasan...¿10 minutos?.

Pues eso, que viva el cine, cuando se hace para proyectarse en una sala.

y esto de regalo, para los nostálgicos: