27 sept. 2011

"The Tree of life" de Terrence Malick.

Al fín me decido a escribir una conclusión sobre "El Árbol de la vida". Una película que según el ojo que la mire, podrá decir que es la obra maestra de la década, o el bodrio del siglo.



Parece difícil explicar de que trata la película, pero en mi opinión no lo es en absoluto: Es una película sobre la vida. Sobre como ésta nos pone en un lugar para cambiarnos a otro distinto, llevándose a seres queridos y poniendonos a otros en el momento que menos lo esperamos, sobre lo efímero de nuestra existencia en el universo, sobre el amor, tanto el de una angelical madre como el de un estricto padre. En definitiva, un tema, que aparentemente todos conocemos, pero no todos llevamos a la práctica. Ser feliz.

El ojo de Terrence Malick ( Este director que en 30 años ha realizado 5 películas, pero vaya películas) consigue alcanzar un nivel de plasticidad y belleza en su primer tramo, sólo comparable con la increíble intimidad conseguida más tarde, cuando entra de lleno en el seno de una familia americana de los años cincuenta. Porque realmente, nunca había visto tanta intimidad en una pantalla, todos los momentos parecen haber sido "robados" como si de un documental se tratase.

Aunque todas las interpretaciones están a un nivel increiblemente elevado ( ¡Malick dirígeme! ), me gustaría destacar el trabajo de los actores que encarnan a los dos hijos mayores de la familia. Hay momentos en los que realmente te sientes como si estuvieras mirando a través de la cerradura de una casa desconocida. Tal vez el punto "flojo" de la película sea el personaje de Sean Penn, poco aprovechado, supongo por un exceso de recorte en metraje. Yo ya he puesto velas para una versión extendida en Bluray.

No es una película para todos los paladares, eso es cierto, no veía a tanta gente salir de un cine desde que vi "La princesa Mononoke". A mi me fascinó al igual que algunos de mis acompañantes les horrorizó, pero desde luego no deja indiferente (Algo, por desgracia, bastante común en el cine actual).

¿Es una buena película? ¿Es incluso una película? No soy nadie para decidirlo, pero desde luego, me siento afortunado de poder haber vivido esta experiencia en una sala. Porque eso si, es obligado su visionado en pantalla grande.

Viva el cine.


RECOMENDACIÓN: Vayan a verla sólo si le gusta el cine y saben estar en uno, si buscan algo movidito o "Sale Brad Pitt, vamos a verla", no vayan, y si van, no se tiren toda la película haciendo comentarios absurdos o fuera de contexto. Gracias.

1 comentario:

  1. A mi me conmovio la película. Una de las mejores del 2011 junto con Melancholia y Midnight in Paris.

    ResponderEliminar